Noticias

Angela X. Ocampo: De inmigrante a experta en votaciones, ciencias políticas en los EE.UU

03/11/2020

Experta asegura que los Latinos contribuyen a la democracia de los EE.UU

 

Por Luisa Sanchez

ANN ARBOR— A Angela X. Ocampo siempre le llamó la atención la política y como inmigrante a los Estados Unidos, tenía un buen conocimiento del sistema inmigratorio a los Estados Unidos. 

Pero no fue hasta cuando tomó una clase su tercer año de universidad, titulada “Latino Politics” qué Ocampo supo de un grupo de académicos que se dedicaban a estudiar y hablar sobre las experiencias de los Latinos en relación a la política. Inspirada por este grupo de intelectuales, decidió continuar estudios en ciencia política.

“Me di cuenta que no solo podía traer cambios importantes siendo abogada y luchando diferentes tipos de casos y ayudando a la gente a navegar el sistema legal de inmigración, pero que me di cuenta que también la academia me da un espacio para mi, que había mucho espacio para poder aportar al conocimiento de la comunidad Latina y de la política que tuviera que ver con los grupos minoritarios en los Estados Unidos y sobre todo los Latinos.”

Ocampo, originaria de Colombia, ahora una profesora en el departamento de ciencias políticas de la Universidad de Michigan, migró con su familia desde Colombia a White Plains, estado de Nueva York, cuando ella tenía 12 años.

Allí, dice, encontró una comunidad Latina compuesta de personas de todos orígenes nacionales latinoamericanos y pudo mantener sus raíces latinas en los Estados Unidos, pero también pudo seguir visitando a su familia en su país natal.

“En Colombia me sentía como una persona tal y cual como las demás… Pero cuando llegue a los Estados Unidos, me di cuenta que obviamente era diferente a lo que era la persona promedio,” recordó. “No era blanca, no hablaba bien el inglés.”

Aunque extraña sus comidas favoritas, incluyendo las empanadas de carne, la bandeja Paisa, y en la temporada navideña, los buñuelos y la natilla, se ha podido acostumbrar a las distintas culturas de las diferentes ciudades donde ha vivido.

Ocampo estudió en la Universidad de Brown, donde participó activamente en La Casa Machado, una comunidad de hispanohablantes en esa universidad. 

Aunque al principio pensó que estudiaría diplomacia y se matriculó en relaciones internacionales, después encontró la especialización de estudios étnicos, y cayó en cuenta de que eso es lo que verdaderamente le interesaba. En una clase que tomó en su primer año, “Living for Change”, pudo reflejar su experiencia de inmigración y experiencias con la historia de los Latinxs en los Estados Unidos y aprendió de los movimientos sociales y de la discriminación que ha existido en este país en búsqueda de igualdad.

Después de varias pasantías incluyendo con el Procurador General de Nueva York, e inspirada por la clase “Latino Politics”, finalmente decidió dedicarse a la política del día a día de las personas excluidas luchando por un mejor futuro para ellos. 

Por esta razón, decidió ir a la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) para su doctorado en ciencias políticas. Sus estudios se enfocan en la incorporación política de los grupos minoritarios en las instituciones de los EE.UU, el proceso a través del cual los Latinos son elegidos a las legislaturas o al congreso y los factores que forman parte del proceso y facilitan o forman barreras para los grupos minoritarios postulando para representantes en el gobierno.

Ocampo sabe cuán importante es que los estudiantes se vean reflejados en sus profesores por la forma en que hace que los estudiantes sepan que pueden llegar a tener un conocimiento tan extenso en la política y ser académicos también.

“Mis logros no solo eran mis logros, sino los logros de mis papás,” dijo.

Ocampo dice que este año ha extrañado su oficina, donde puede interactuar de una manera estimulante e intelectual con sus estudiantes y colegas y es su lugar favorito en el campus de la U-M.

En su artículo “Somos Más: How Racial Threat and Anger Mobilized Latino Voters in the Trump Era” describió cómo la rabia sigue movilizando a los Latinos, pero dice que no es la única forma en que se han movilizado.

“Cada semana, cada día que pasa, las atrocidades son más graves, son horribles,” dijo Ocampo, añadiendo que actualmente los Latinos son el grupo más afectado por el COVID en los Estados Unidos. Y estados como Arizona y Texas, tradicionalmente republicanos, podrían ser afectados si los Latinos en esas comunidades se enlisten y voten. 


Mientras las amenazas de las milicias y las voces de la supremacía blanca continúan aumentando y tratando de hacer que los Latinx se sientan extraños en su tierra, dice, esto podría ayudar a que el voto latino aumente en estas elecciones.  


“Aunque no nos vean como parte de este país, si lo somos,” dice añadiendo que los latinos “Se tienen que ver cómo votantes. Se tienen que ver cómo gente que contribuye a este país. Que no contribuyen sólo económicamente, porque eso ya lo sabemos… como Latinos somos una fuerza de labor muy grande y una fuerza de consumidores muy grandes, pero también contribuimos a la democracia en este país.”

 

Luisa Sánchez es una estudiante de ciencias políticas y estudios latinoamericanos y caribeños en la Universidad de Michigan.

Archivado En:
, , , ,