Noticias

La mayoría de las personas de la generación X continúa su educación

en Inglés

en Portugués


ANN ARBOR, Michigan.— Más de uno de cada diez miembros de la generación X están inscritos en clases para continuar su educación formal, según un nuevo estudio de la Universidad de Michigan.

Además el 48 por ciento de los 80 millones de esa generación toma cursos de educación continua, participa en instrucción en servicio y en talleres requeridos para licencias y certificaciones profesionales.

“Éste es un nivel impresionante de compromiso con el aprendizaje durante toda la vida”, dijo Jon D. Miller, autor de la edición más reciente del Informe Generación X. “Esto refleja las realidades cambiantes de la economía global impulsadas por la ciencia y la tecnología”.

Las conclusiones muestran que 1,8 millones de adultos estudian para obtener diplomas de asociado, 1,7 millones buscan licenciaturas y casi 2 millones toman cursos para ganar grados avanzados en el nivel de maestría, doctorado o profesional.

Miller dirige el Estudio Longitudinal de la Juventud Estadounidense en el Instituto de Investigación social de la UM. El estudio lo ha financiado desde 1968 la Fundación Nacional de Ciencia, y la versión actual incluye respuestas de unos 3.900 participantes con edades entre 35 y 40 años.

Según Miller, poco más del 40 por ciento de los miembros de la generación X ha obtenido un diploma de licenciatura o más alto, y quienes viven en las ciudades o suburbios son más propensos a tener un diploma que quienes viven en ciudades pequeñas o áreas rurales.

El estudio encontró  asimismo que los miembros de la generación X se han graduado y han obtenido diplomas profesionales a una tasa más alta que cualquier generación previa. Hacia 2011, dos décadas después de haber terminado la escuela secundaria, el 22 por ciento de los encuestados había completado, al menos, un grado avanzado, y el 10 por ciento había completado un grado de doctorado o profesional.

El informe examinó  también las fuentes informales de aprendizaje entre los miembros de la generación X, analizando cómo adquirieron la información acerca de tres asuntos contemporáneos importantes: la gripe, el cambio climático y el accidente en el reactor nuclear Fukushima.

“Encontramos que los adultos de la generación X usan una mezcla de fuentes de información, que incluye los medios impresos y electrónicos tradicionales como asimismo la internet y las redes sociales”, dijo Miller. “Pero, en lo que se refiere a los tres asuntos examinados, encontramos que las conversaciones con amistades y familiares se citan como fuente de información con más frecuencia que los medios noticiosos tradicionales”.

“Si bien una alta proporción de adultos jóvenes continúa su educación formal, como reflejo de las demandas cambiantes de una economía global, muchos también aprovechan todos los recursos de sus redes personales y de la era electrónica para mantenerse al día con la información sobre asuntos emergentes”, añadió.