Noticias

Regentes aprueban extensión de Go Blue Guarantee a Flint, Dearborn

17/06/2021

  • Durante la junta, los regentes también aprobaron aumento de sueldo para algunos empleados y la extensión de programas de primer año para estudiantes de segundo año afectados por la pandemia

La Universidad de Michigan extenderá la Go Blue Guarantee a los campus de Dearborn y Flint, proveyendo cuatro años de matrícula gratuita para los residentes de Michigan que califiquen.

A partir de este otoño, los estudiantes del estado de Michigan matriculados tiempo completo que asistan a UM-Dearborn y UM-Flint calificarán automáticamente para la beca si tienen un ingreso familiar de $65,000 o menos y activos de menos de $50,000.

La Junta de Regentes votó el 17 de junio para ampliar el compromiso con los dos campus regionales durante su reunión para determinar el presupuesto del año fiscal 2021-22. La expansión no cambiará la ayuda proporcionada a los estudiantes en el campus de Ann Arbor, donde la medida se implementó en 2018.

“Nuestro presupuesto apoya a las familias de nuestro estado y la excelencia académica de nuestros estudiantes al prometer que los estudiantes sobresalientes que trabajen duro en sus estudios puedan pagar una educación en Michigan, en los tres campus”, dijo el presidente Mark Schlissel. “Agradezco a las muchas personas de nuestra comunidad cuya pasión y compromiso con la asequibilidad nos han ayudado a lograr este momento en la historia de la Universidad de Michigan”.

La expansión a Dearborn y Flint incluirá el apoyo presupuestario del campus de Ann Arbor durante al menos seis años a medida que se establezcan los programas, y la garantía será un foco de recaudación de fondos en los próximos años.

Schlissel dijo que la iniciativa ya ha obtenido el apoyo de donantes, incluida una subvención de $1 millón de la Fundación Charles Stewart Mott con sede en Flint para estudiantes de UM-Flint, y una donación de Kathy y Jim Hackett para estudiantes de UM-Dearborn.

Además de cumplir con las disposiciones sobre ingresos y activos, los estudiantes universitarios que ingresan por primera vez en UM-Dearborn y UM-Flint necesitan un promedio GPA de la escuela secundaria de al menos 3.5 para calificar para la Garantía Go Blue y ser elegibles para hasta ocho semestres de matrícula. Los estudiantes de transferencia entrantes en los campus regionales necesitan un promedio de calificaciones de al menos 3.5 y serán elegibles para hasta cuatro semestres de matrícula gratuita.

Tanto UM-Flint como UM-Dearborn continuarán brindando ayuda financiera significativa a aquellos estudiantes que no califiquen para la Garantía Go Blue en base a sus necesidades y calificaciones.

Durante la reunión del jueves, la junta también aprobó un presupuesto de fondos generales de $2.4 mil millones para el campus de Ann Arbor para el año fiscal ’22, que establece:

  • Un salario mínimo de $15 para trabajadores permanentes. Los presupuestos para UM-Dearborn y UM-Flint prevén el mismo aumento del salario mínimo en esos campus.
  • No hay aumento en los costos de matrícula para la mayoría de los estudiantes universitarios del estado a través del aumento de la ayuda financiera para los estudiantes con necesidades.
  • Más de una cuarta parte de los estudiantes del estado con la mayor necesidad económica asisten de manera gratuita.
  • Expansión de los programas dirigidos a los estudiantes de primer año para incluir también a los estudiantes de segundo año que se perdieron la experiencia tradicional de primer año debido a la pandemia.
  • $29 millones en ahorros continuos a través de contención de costos.

El presupuesto para el año fiscal que comienza el 1 de julio también asigna dinero para mejorar los recursos de salud mental y bienestar de los estudiantes, reiniciar los aumentos salariales por mérito después de un congelamiento de salario de un año para los empleados universitarios y trabajar para abordar las recomendaciones de la Comisión del Presidente sobre Neutralidad de Carbono para la universidad.

Según el nuevo plan de gastos, la tasa de matrícula estatal en Ann Arbor aumentará en un 1.4%, pero se compensará con un aumento del 6.4% en ayuda financiera, o alrededor de $15.5 millones más que este año, que cubre completamente el aumento para la mayoría de los estudiantes del estado con necesidad económica.

El uso por parte de la universidad de modestos aumentos anuales de matrícula, junto con mayores aumentos anuales en la ayuda financiera, no ha dado lugar a aumentos netos de matrícula para la mayoría de los estudiantes universitarios del estado durante más de una década. La UM es reconocida regularmente como uno de los mejores valores en la educación superior.

“No solo la mayoría de los estudiantes universitarios residentes del estado no verán cambios en sus costos netos de matrícula, sino que estimamos que más de una cuarta parte no pagarán matrícula en absoluto”, dijo Schlissel. “Y cuando los estudiantes lleguen en el otoño, podrán disfrutar de una experiencia completa en el campus, con excelentes programas académicos que enseñan la gran mayoría de las clases en persona”.

El presupuesto del fondo general es parte de un paquete presupuestario consolidado aprobado para toda la universidad que también incluye planes de gastos para Michigan Medicine, UM-Dearborn, UM-Flint, Atletismo, Vivienda y una serie de tarifas suplementarias para estudiantes.

Todos los presupuestos entran en vigencia el 1 de julio.

La matrícula de para estudiantes de primer año, junto con las tarifas, aumentará en $230, para una tasa anual de $16,178. La matrícula y las tarifas aumentarán $966 —o 1.8%– para estudiantes no residentes del estado, a una tasa anual de $53,232. La matrícula y las tarifas se basan en la inscripción a tiempo completo, definida como 12-18 horas de crédito por período para estudiantes de pregrado.

La mayoría de los programas de posgrado también verán un aumento del 1.8% en la matrícula y tarifas.

Los estudiantes verán un aumento del 1.4% en la tarifa del Servicio de Salud de la Universidad $205.22 por semestre. Se ha eliminado una tarifa de salud y seguridad COVID-19 de $50 por semestre recaudada este año.

En su presentación de presupuesto a los regentes, la directora Susan Collins caracterizó el plan de gastos como uno que se enfoca en apoyar a los estudiantes, profesores y personal “que están en el corazón de la misión de la universidad”.

“La aprobación de este presupuesto invierte en nuestros estudiantes: su éxito académico, su bienestar y su compromiso”, dijo Collins. “Si bien estas son altas prioridades todos los años, son especialmente importantes este año a medida que salimos de la pandemia”.

Collins destacó los planes para expandir la programación tradicional de experiencias de primer año para incluir a estudiantes de segundo año. Muchos estudiantes consideraron que encontrar una comunidad y desarrollar una vida social en medio de las restricciones relacionadas con la pandemia fue difícil el año pasado.

Además, el presupuesto proporciona fondos para expandir los servicios de bienestar y salud mental de los estudiantes.

“La salud mental de los estudiantes es una preocupación nacional que ha sido amplificada por los efectos de la pandemia global y exacerbada por los impactos generalizados del racismo sistémico en nuestra sociedad”, dijo Collins. “Esto es parte de un esfuerzo integral para abordar de manera integral la salud y el bienestar de nuestros estudiantes”.

El presupuesto apoya a los profesores y al personal al incluir aumentos contractuales para los empleados que no son parte de un gremio cuyos salarios fueron congelados el año pasado. El plan también también incluye modestos programas de salario para los profesores y el personal, así como recursos para aumentar el salario mínimo para todos los empleados universitarios permanentes a $15 por hora.

Se espera que planes adicionales para contener los costos para el próximo año fiscal generen $29 millones en ahorros continuos a través de esfuerzos como reducir la necesidad de viajar y aumentar la productividad al cambiar a más eventos virtuales, eliminar actividades de menor prioridad y buscar una nueva programación para utilizar mejor el campus de la UM durante el verano.

“Trabajamos arduamente para mantener bajos los costos al mismo tiempo que invertimos para proteger y mejorar la calidad de la educación y la experiencia que brindamos a nuestros estudiantes”, dijo Collins. “Nuestras tarifas de matrícula serían significativamente más altas sin estas acciones de contención de costos”.

El plan presupuestario no estima ningún cambio en la asignación estatal en curso más $6.6 millones en fondos únicos. Esto se alinea con las recomendaciones presupuestarias propuestas por la gobernadora Gretchen Whitmer y el senado estatal. Un proyecto de ley separado de la Cámara de Representantes de Michigan resultaría en una reducción de casi $40 millones para el campus de Ann Arbor. El estado, que opera con un calendario fiscal diferente, debe aprobar su presupuesto a fines de septiembre.

Aumentos en las tarifas de vivienda para cubrir el mantenimiento y los costos de salud pública 

Los regentes también aprobaron un aumento del 3% para las tarifas de alojamiento y comida en las residencias para el año fiscal 22. El aumento apoyará el mantenimiento actuales y futuros en las residencias, así como los costos continuos de las medidas de salud pública para reducir la transmisión de COVID-19.

El costo por estudiante de una habitación doble con un plan de alimentación básico será $12,592 para los períodos de otoño e invierno, un aumento de $368. Las subvenciones basadas en la necesidad mitigarán este aumento para los estudiantes con necesidades económicas. Michigan Housing es una unidad auxiliar autofinanciada de Student Life dentro de la universidad.

 

Archivado En:
, ,