Noticias

Expertos de U. de Michigan: Escalada en guerra comercial con China perjudica a EE.UU

19/09/2018

Después de que el Presidente Donald Trump anunciara tarifas comerciales a productos de China, ese país respondió con un aumento de tarifas a productos estadounidenses. Trump ha dicho que podría imponer tarifas adicionales.

Expertos de Universidad de Michigan discuten la escalada en la guerra comercial a meses de Navidad, una de las temporadas comerciales más intensas.

Mary Gallagher, profesora de ciencias políticas y directora del centro Lieberthal-Rogel Center for Chinese Studies.

Mary Gallagher, profesora de ciencias políticas y directora del centro Lieberthal-Rogel Center for Chinese Studies.

“El anuncio de nuevos aranceles sobre los productos chinos significa que el conflicto comercial entre China y EE. UU. no se resolverá pronto”, aseguró Mary Gallagher, profesora de ciencias políticas y directora del centro Lieberthal-Rogel Center for Chinese Studies, quien es experta en política, derecho y sociedad chinos.

“Trump está redoblando sus amenazas, totalmente convencido de que China no puede imponer más aranceles a los productos estadounidenses porque los EE. UU. compran mucho más a China que China a los EE. UU.”

“Sin embargo, la administración de Trump debería estar más preocupada por las represalias a largo plazo contra las empresas estadounidenses que se benefician del comercio y la inversión en China, como Boeing, Apple, GM y otras grandes multinacionales. Tienen mucho que perder en la guerra comercial. al igual que los productores agrícolas estadounidenses”.

Alan Deardorff, profesor de política pública y economía, es un experto en comercio internacional.

Alan Deardorff, profesor de política pública y economía, es un experto en comercio internacional.

Alan Deardorff, profesor de política pública y economía, es un experto en comercio internacional. Desarrolló el Modelo de Michigan de Producción y Comercio Mundial, que se utiliza para estimar los efectos de los acuerdos comerciales.

“Estos aranceles adicionales sobre las importaciones perjudicarán a China, pero perjudicarán más a los EE. UU.”, dijo Deardorff. “Junto con la prometida represalia de China por las exportaciones estadounidenses, el dolor será compartido por la mayoría de los productores y todos los consumidores en los Estados Unidos. Si la intención es extraer concesiones de China, puede haber una pequeña posibilidad de que funcione, pero el daño causado por los aranceles superará con creces cualquier beneficio de esas concesiones”.

 

Marina Whitman, profesora emérita de administración de empresas y política pública, examina cuestiones de comercio internacional e inversión. Fue economista jefe y la primera vicepresidenta del grupo femenino en General Motors.

profesora emérita de administración de empresas y política pública, examina cuestiones de comercio internacional e inversión.

profesora emérita de administración de empresas y política pública, examina cuestiones de comercio internacional e inversión.

“Estados Unidos tiene buenas razones para objetar fuertemente el comportamiento comercial ilegal de China, pero la escalada de la guerra arancelaria que inició el presidente Trump es una forma ineficaz y económicamente destructiva de hacerlo”, dijo. “En general, reducirá, en lugar de crear puestos de trabajo de manufactura en los Estados Unidos, y elevará los precios a los consumidores, especialmente a las personas que no tienen mucho dinero para gastar.  

“Y en lugar de presionar a China para que acepte nuestras demandas, este “ojo por ojo” parece estar fortaleciendo la determinación de China. Está creando incertidumbre para las empresas que pueden ser más destructivas que las tarifas mismas”.

“La escalada de Trump de la guerra comercial con China y otros aliados continuará debilitando la posición de Estados Unidos en el exterior y las industrias de EE. UU. en el país”, dijo Kyle Handley, profesor asistente de economía empresarial y política pública en la escuela de negocios Ross School of Business.

 Kyle Handley, profesor asistente de economía empresarial y política pública en la escuela de negocios Ross School of Business.

Kyle Handley, profesor asistente de economía empresarial y política pública en la escuela de negocios Ross School of Business.

“Debido al fuerte crecimiento económico de EE. UU., Trump y sus asesores están apostando con dinero de la casa en un juego que no ganará. Pronto descubrirán que Estados Unidos es un pequeño comprador en el mercado mundial de productos chinos.  

“El resto del mundo avanzará sin los EE. UU., como ya lo han hecho con la Alianza Trans Pacífico y otros acuerdos comerciales. Mientras tanto, la factura de los aranceles de importación será pagada literalmente por los consumidores y las empresas estadounidenses. Los mercados de exportación estadounidenses se reducirán a medida que continúen las represalias de China y otros aliados. Trump haría bien en evitar una guerra comercial en Navidad cuando los compradores se den cuenta de que no pueden permitirse comprar una nueva lavadora, sus electrónicos son un poco más caros y el bajo precio del tofurkey no compensa la diferencia”.

Archivado En:
, , , ,